Revista cultural y de cuestiones actuales
Número 705

Inés García Paine: «Los alumni somos la prueba de que el proyecto de la Universidad funciona»

Texto: Luis Álvarez Atarés [Com 03]  Fotografía: Maru Calamestra

Como tantos otros jóvenes, con 18 años recién cumplidos atravesó España de sur a norte para estudiar Periodismo en la Universidad de Navarra. A Inés García Paine [Com 93] no le resultó muy duro separarse de sus raíces malagueñas porque tenía claro su objetivo. Años después, en la revista Actualidad Económica, se cruzó en su camino Miguel Janer [Com 86], con el que luego se casó. Su historia con la Universidad no terminó entonces: dos de sus hijos, Inés [PPE 22] y Miguel [PPE 22], han seguido sus pasos y estudian en Pamplona. Además, desde el mes de marzo, es presidenta de Alumni Universidad de Navarra.


Tiempo estimado de lectura: 9 minutos

 

¿Qué significa para usted ser alumni de la Universidad de Navarra?

Formar parte de la mejor universidad, y eso lo llevo con orgullo y gratitud. Para mí fue un privilegio estudiar aquí. Y esto se traduce en que todo lo que aprendí intento plasmarlo en mi trabajo profesional. Además, significa entroncarse en una larga tradición intelectual y académica que me proyecta profesional y personalmente hacia el futuro. 

 

¿Cómo es que le propusieron presidir Alumni Universidad de Navarra?

Cuando me plantearon ser presidenta de la Junta de Madrid en 2017 rehusé al principio. Pero al comentarlo con mi marido me hizo abrir los ojos: «Con la lata que nos das todo el día hablando de actividades y noticias de la Universidad, lo agradecida que estás, lo bien que lo pasaste… Ahora que te piden ayuda, ¿tu respuesta es no? Piénsatelo». No me arrepiento de decirles que contaran conmigo. Dos años después recibí con mucha sorpresa y gratitud la propuesta de la presidencia de Alumni. Yo quería ayudar a mi universidad y haría lo que me pidiese. Sin embargo, mi argumento generó una aclaración de Sergi Molas [MEGEC 05], director de Alumni: «Inés, esto no va de obligación, esto te tiene que entusiasmar». Y acepté encantada.

 

__________________________________

«Gracias a la labor y experiencia de la Facultad con el Educational Comission for Foreign Medical Graduates, mi sueño americano se ha hecho real. Tengo la certeza de que sin todo el apoyo recibido yo no habría podido continuar mi carrera profesional en el Massachusets General Hospital».

Leyre Zubiri [Med 10] recibió el asesoramiento para ejercer en el extranjero

__________________________________

 

¿Qué le gustaría lograr desde este puesto?

Aspiro a representar a todos los antiguos alumnos. Somos una parte importante de la Universidad, y nuestras facultades nos siguen aportando muchas iniciativas que debemos aprovechar. La Universidad está empeñada en no dejarnos sin nadie nunca en nuestro desarrollo profesional. Para esto nos ofrece formación continua y pone a nuestra disposición una gran red de networking. Somos afortunados: hay sitios en los que acabas y adiós. 

 

¿Cree que los antiguos alumnos son los mejores embajadores de la Universidad?

Sí, porque hemos vivido la experiencia y podemos contar en primera persona nuestro testimonio. La Universidad de Navarra se vende sola y el mejor activo es su gente: tú, yo y los más de 120.000 alumni repartidos por un centenar de países.

 

¿Qué caracteriza a un antiguo alumno de la Universidad de Navarra?

El porqué y el para qué estudiamos una carrera. Creo que muchos de los que hemos pasado por esta universidad entendemos que nuestra profesión no es solo un medio para vivir. Es una manera de mejorar nuestro entorno y de servir a los demás. Puede sonar pretencioso, pero cada uno puede y debe trabajar por cambiar las pequeñas o grandes cosas que no son justas, que están mal. Solo así lograremos dejar un mundo mejor que el que nos encontramos. La Universidad de Navarra no quiere formar únicamente a excelentes profesionales, sino también a grandes personas. 

 

Cuatro generaciones de presidentes Alumni

 

 

La historia de los alumni de la Universidad de Navarra comenzó con su fundación, en 1952. Pero no fue hasta cuatro décadas después, en 1992, cuando tomó forma con el nacimiento de la entonces agrupación de graduados Alumni Navarrenses. El primer alumno de la Universidad, Fernando López-Jacoíste [Der 57], fue también su primer presidente. Nombrado por el entonces rector Alejandro Llano, ocupó el cargo hasta el año 2000. 

Otro antiguo alumno de Derecho tomó el relevo de López-Jacoíste, siendo rector José María Bastero: José Ángel Zubiaur [Der 71] fue presidente durante los siguientes ocho años.

Ángel J. Gómez Montoro nombró al sucesor de Zubiaur en 2009: el periodista José Mª García-Hoz [Com 66], quien durante una década ha sido la cabeza visible de los antiguos alumnos de la Universidad.

En 2019, el rector Alfonso Sánchez-Tabernero [Com 84] designó a Inés García Paine [Com 93], hasta entonces máxima responsable de la Junta Territorial de Alumni Madrid, como presidenta de Alumni Universidad de Navarra. «Representar a todos los alumni es una gran responsabilidad, pero al mismo tiempo un gran orgullo», reconoció Inés con motivo de su nombramiento.

 

 

Supongamos que coincide en un evento con un alumni que se siente desconectado de la Universidad. ¿Cómo le animaría a retomar esa relación?

Nunca es un mal momento para reconectar, y cada uno encontrará sus motivos para hacerlo. Unos querrán revivir experiencias de su etapa universitaria, volver a los sueños de entonces. A otros les podrá interesar seguir formándose al hilo de las demandas del mercado laboral o ampliar su red de networking en busca de mayores oportunidades. Algunos añorarán reencontrarse con antiguos compañeros y con aquellas amistades que forjaron en el campus. Vivir la experiencia alumni abre un gran abanico de posibilidades para gente muy distinta. Habrá a quienes bastará con preguntarles: ¿Te gustaría poder devolver a la Universidad parte de lo que te aportó?

 

También a través de las agrupaciones territoriales, en 39 provincias españolas y en otros cinco países (Reino Unido, Estados Unidos, Ecuador, Guatemala y Panamá) se estrecha la distancia entre los graduados y el campus. ¿Qué valor tienen?

Al frente de cada agrupación hay una junta territorial: son equipos formados por antiguos alumnos voluntarios que se ofrecen como enlace entre los alumni de una determinada área geográfica y la institución. Son los ojos y las manos de la Universidad fuera de las fronteras del campus. Mi consejo es que cuando llegues a un nuevo lugar busques la  agrupación más cercana: además de contarte las actividades organizadas, te abrirá contactos profesionales y oportunidades de trabajo.

 

__________________________________

«La Universidad nos sigue formando también como alumni, manteniéndonos al día de los avances de la enfermería. Desde que vine a vivir a Madrid, siempre que puedo me acerco, porque es como volver a casa. ¡Mi etapa en el campus fue uno de los mejores momentos de mi vida! ».

Mercedes Luco [Enf 11] asistió al encuentro Alumni Enfermería Madrid

__________________________________

 

¿Qué les pediría a los antiguos alumnos?

Me gustaría que los alumni sintiéramos que seguimos formando parte del proyecto de nuestra alma mater y que la ayuda que podamos prestar es necesaria. Hay muchas maneras de colaborar: poniendo a disposición de la Universidad nuestro conocimiento y experiencia profesional, nuestro tiempo y también, cómo no, con donaciones para apoyar diferentes iniciativas. Se trata de sentir más a la Universidad como algo nuestro, que lo es, y de actuar en consecuencia con todo lo positivo que eso tiene. 

 

Usted colabora con los proyectos que impulsa la Universidad, al igual que más de ocho mil antiguos alumnos. ¿Cuáles son sus razones?

Los ciudadanos podemos influir en la sociedad a través de las instituciones, que sirven de palanca para encauzar nuestras aspiraciones y sueños. Implicarse en un entorno tan activo como la Universidad de Navarra es una manera de aportar nuestro grano de arena, que puede llegar a ser una montaña. Está en nuestra mano promover becas para que nadie se quede sin estudiar aquí por cuestiones económicas. Pero también podemos respaldar la investigación biomédica, la humanística, los museos de arte y de ciencias u otros muchos proyectos.

 

__________________________________

«Es aconsejable participar en actividades que abordan un tema en profundidad para estar a la última en ámbitos que están experimentando un rápido crecimiento. Además, te reencuentras con compañeros y es una oportunidad de establecer vínculos profesionales ».

Fernando Rojo [Nut 03] acudió a las jornadas de actualización en Nutrición

__________________________________

 

 

En octubre, durante el congreso Building Universities’ Reputation, Christine Fairchild, directora Alumni de la Universidad de Oxford, afirmó que «la reputación de una universidad se concreta en la forma de vida de sus antiguos alumnos, dónde trabajan o cómo contribuyen a la sociedad».

Coincido plenamente. Los antiguos alumnos somos la prueba de que el proyecto de una universidad está funcionando, de modo que  la reputación institucional se verá mejorada en gran parte con lo que hagamos los alumni. Por otro lado, en el currículum lo primero que aparece es la carrera que has estudiado y dónde. Si no fuera relevante, simplemente se indicaría la titulación. Es un camino de dos direcciones porque la imagen de su universidad también favorece, o no, al alumni.

 

La Universidad de Navarra cuenta con más de 120.000 alumni repartidos por un centenar de países | MARU CALAMESTRA

 

Este congreso fue el primer evento en la nueva sede de la Universidad en Madrid: ¿qué papel va a tener el edificio Alumni para los antiguos alumnos?

¿Importancia? ¡Toda! Se llama Alumni, con eso ya nos están diciendo que es nuestra casa, como ya apuntó el rector en el Open House de hace un año. No solo para asistir a los eventos que se organicen, que ya este curso pasado han sido muchos y muy interesantes, sino también para aprovecharlo para reuniones profesionales o de nuestras empresas. Con esta apuesta por Madrid, estoy convencida de que la Universidad llegará más lejos y, al mismo tiempo, permitirá que muchos alumnos y alumni estén más cerca de la Universidad.

 

«La graduación es solo el principio» es el mensaje que se transmite a los antiguos alumnos. ¿Qué implica?

La Universidad te prepara para la vida laboral como un entrenador para  competir en las Olimpiadas. Siguiendo con el símil, si has tenido un buen instructor —y la Universidad lo es— parece probable que llegues lejos, que emprendas tu vida profesional con excelentes aptitudes y con lo que es más importante: una buena actitud. 

 

__________________________________

«Nunca podemos dejar de aprender en una profesión tan cambiante como la nuestra. Es profundamente enriquecedor sumar puntos de vista y entender mejor cuál debe ser nuestro papel como comunicadores. Es una oportunidad para mirarnos a los ojos y tomar impulso ».

Jon Ariztimuño [Com 03] participó en el 60 aniversario de Fcom

__________________________________

 

 

Más de mil quinientos alumnos culminan todos los años sus estudios de grado: deles un consejo.

«Soñad y os quedaréis cortos». Es una frase del fundador de la Universidad, san Josemaría, que me encanta repetir a mis hijos. Que sueñen con grandes ideales, que miren hacia arriba en todos los sentidos, pero siempre pensando en los demás, en cómo servir a la sociedad. Porque, aunque no logres lo que esperabas, si trabajas, te esfuerzas y eres honrado, siempre triunfarás.

 

También usted fue en su día estudiante. ¿Qué recuerdos guarda? 

Atesoro infinidad de momentos. Esos cinco años de mi licenciatura fueron una de las mejores épocas de mi vida. No solo estudié una carrera, sino que también aprendí a hacer teatro, a cantar en un coro, a trabajar en un cortometraje, a colaborar en la organización de congresos… Incluso tuve la oportunidad de imponerle la beca de la Universidad a don Juan de Borbón, el abuelo del rey, cuando vino a la Clínica poco antes de fallecer. 

 

__________________________________

«Es una suerte poder tener estos encuentros en Madrid. Conocí a muchas recién graduadas que se incorporaban al mundo laboral. Derrochaban energía y ganas de demostrar lo que valen. Valoraron los consejos que les transmitimos ».

Begoña Torralba [Issa 91] intervino en el ISSA Alumni Meeting Madrid

__________________________________

 

En la Universidad uno crea relaciones, en muchos casos, de por vida. ¿Le ocurrió? 

¡Por supuesto! Fuera de casa se madura más rápidamente y encuentras en tus compañeros y amigos una nueva familia. Yo compartí piso con otras cinco chicas —Carmen [Com 90], Marta [Com 94], Rosalía [Com 94], Cinta [Pedg 92], Eva [Der 92] y Nucha [Der 93]—, con las que me une una gran amistad. Éramos cómplices de las alegrías, pero también paños de lágrimas en los trances más duros. Entre los alumni de cualquier promoción existe una conexión especial, y cuando coincidimos surgen mil y una historias que compartir. Conocí a multitud de personas con las que sigo manteniendo relación. Lo que la Universidad une… ¡no lo separa ya nadie!

 

¿Cómo ha influido en su desarrollo profesional haber estudiado en la Universidad de Navarra?

Ha sido decisivo. No solo por los conocimientos técnicos, que al fin y al cabo son relativamente importantes y varían con el tiempo, sino sobre todo por el espíritu con el que te enfrentas al futuro: con ideales, con ilusión por hacer que tu lugar de trabajo sea un buen lugar para desarrollarse, con ganas de mejorar tu profesión… Como siempre digo, con pasión por cambiar el mundo desde tu parcela. La carrera que estudias te proporciona los cimientos intelectuales sobre los que después construyes tu edificio profesional, y los pilares de la Universidad de Navarra son sólidos, lo digo por experiencia.

 

GRÁFICO: LAS FACULTADES, CON LOS ALUMNI

 

 

Fuente: Alumni Universidad de Navarra | Gráfico: Errea Comunicación