Revista cultural y de cuestiones actuales
Número 709

Un millón de pasos repartidos en cinco años

El 25 de junio terminó en el Obradoiro el Camino de Santiago Familiar, la aventura compostelana emprendida por Alumni en 2005


Dicen que Roncesvalles y Santiago de Compostela están separados por un millón de pasos. La Agrupación de Graduados de la Universidad de Navarra se propuso hace cinco años ir completando ese recorrido a lo largo de distintos fines de semana. La iniciativa se planteó con carácter familiar y se abrió a todas las personas que estuvieran interesadas.
Santiago de Compostela aún quedaba muy lejos cuando los promotores de la idea se pusieron en marcha el 11 de junio de 2005 en la colegiata de Roncesvalles. Formaban el grupo profesores, empleados, alumnos y amigos de unos y de otros, muchos de ellos acompañados por sus familias. Aquel primer año se cubrieron las tres primeras etapas, hasta llegar a Puente la Reina. Las cuatro etapas de 2006 llevaron a los caminantes hasta Nájera y las cinco de 2007 los vieron llegar a Burgos. El 2008 terminó en Villarente y el 2009 en O Cebreiro. La última parte del Camino se hizo coincidir con el Año Santo: fue una semana de marcha continuada que concluyó en Santiago.