Revista cultural y de cuestiones actuales
Número 710

En la trastienda de los grandes medios

Texto: Ángel Arrese [Com 90 PhD 94], Teo Peñarroja [Com Fia 19] y Josean Pérez Caro [Com 04] Fotografía: Innovation Media Group  

Tres emblemáticos profesores de la Facultad de Comunicación fundaron en 1982 una consultora de medios, Innovation, que se ha llegado a considerar «el McKinsey de las empresas periodísticas». Casi cuarenta años después, Carlos Soria y Juan Antonio Giner comparten la sabiduría recogida asesorando a medios de 74 países.


Todo empezó por el miedo a los sombreros. Alrededor del año 2005, Juan Antonio Giner y otros miembros de la consultora de medios Innovation se sentaron en el centro de la planta de mando del periódico francés Libération con Serge July, su director, y Evence-Charles Coppée, su CEO. Entonces, los consultores proyectaron una foto de 1950 que mostraba a un grupo de trabajadores que esperaban un tren a Manhattan. «Eran todo hombres con sombrero y un periódico —recuerda Coppée—. Juan Antonio preguntó: “¿Qué ha cambiado?”. Ya no se llevan los sombreros. “¿Qué cambiará?”. Era difícil de creer: ¿ya no habrá periódicos?».

En realidad, la imagen la mostraban cada vez que hacían una consultoría de ese tipo. «A partir de 1995 [con la llegada de internet] esta imagen era imposible de olvidar —escriben Carlos Soria y Juan Antonio Giner en su libro Historias de Innovation—. Para nuestros clientes fue siempre una foto inquietante, y para Innovation muy incitadora, porque nos dio mucho trabajo de empresas que no querían acabar como los fabricantes de sombreros».

 

Los tres fundadores de Innovation, en la Universidad de Navarra: Juan Antonio Giner, Carlos Soria y Paco Gómez Antón | Innovation Media Group

 

Innovation es la consultora fundada por Carlos Soria, Juan Antonio Giner —director de esta revista entre 1979 y 1989— y Paco Gómez Antón en 1982. Se gestó en 1958 en el humus del entonces Instituto de Periodismo de la Universidad de Navarra, donde se convirtió en una entidad reconocida entre los medios de los cinco continentes. En 1996 inició el vuelo empresarial, y desde 2017 Innovation Media Consulting Group sigue su andadura en manos de nuevos directivos.

Las semillas de Innovation se plantaron en un momento y en un país en el que no se daban las circunstancias más apropiadas para alentar un proyecto de tal calibre. Cuando los promotores coincidieron en la entonces Facultad de Ciencias de la Información, España estaba en plena transición política y no tenía precisamente un mercado periodístico avanzado. Sin embargo, en el campus se vivía el sueño de un Periodismo con mayúsculas: libre, excelente y abierto al mundo. Paco, Carlos y Juan Antonio alentaron ese sueño que ya había traído a Pamplona, en plena dictadura, al padre de Le Monde, Hubert Beuve-Méry, y que les permitiría tratar, como profesores universitarios, con personalidades como Lord Thompson, Indro Montanelli, Katherine Graham o Ben Bradlee

Desde la Facultad, en el marco del departamento de Proyectos, Diseño e Innovación Periodística creado por Juan Antonio y en torno a Nuestro Tiempo, se empezaron a desarrollar sesiones formativas, seminarios, reuniones con propietarios de medios y las primeras acciones de consultoría. 

 

Thomaz Souto Corrêa, número dos de Editora Abril en Sao Paulo (Brasil), con Juan Antonio Giner | Innovation Media Group

 

Juan Caño, presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid, conocía a Giner desde que asistió a un curso de verano de Periodismo que organizó la Universidad cuando todavía estaba en la Cámara de Comptos, y a Soria de su época en Europa Press. «Cuando llegué a un cargo de responsabilidad en el grupo Hachette Filipacchi —cuenta—, que publicaba revistas en todo el mundo y que prácticamente acababa de entrar en España, me acordé de Innovation y les pedí que me ayudaran a mejorar los mecanismos de trabajo de las primeras redacciones». 

Una de las cosas que tenía Innovation eran grandes puestas en escena. Por ejemplo: una vez —recuerda Caño— organizaron un seminario en el parador de Sigüenza, en Guadalajara, en el que participaban todos los directores de revistas del grupo Filipacchi y Roger Thérond, mítico director de Paris Match, que vino a entrevistar a Felipe González. «Juan Antonio subió al estrado —explica— con una docena de ejemplares de diferentes revistas. Casi sin saludar, comenzó su intervención arrojando estrepitosamente al suelo una por una las revistas definiendo el “pecado” cometido por cada una de ellas». 

 

El consultor de diseño gráfico Antonio Martín-Hervás [Com 95], con periodistas del diario The Star en Nairobi (Kenya) | Innovation Media Group

 

El caso es que la consultora, desde el principio, estuvo claramente enfocada hacia América. Paco era el alma del Programa de Graduados Latinoamericanos (PGLA) y acabó enamorándose de aquella región, y Juan Antonio tenía verdadera devoción por Estados Unidos. En los años noventa, Innovation organizó unos seminarios con Editora Abril, el mayor grupo editor de revistas en Latinoamérica, al que llevaron a los principales expertos en prácticas periodísticas y diseño gráfico de Europa y Estados Unidos. «No eran académicos que hacían teoría: eran consultores con respuestas claras sobre cómo enfrentar los problemas de cada revista», recuerda de aquella ocasión Thomas Souto, exvicepresidente ejecutivo de Editora Abril.

Su espíritu aventurero y un tanto visionario los convirtió en «trotamundos del periodismo» con un ritmo frenético que compatibilizaban con su dedicación docente. Siguiendo el consejo de Joe Belden, uno de los pioneros de los estudios de opinión pública mediante encuestas y sondeos, en 1982 decidieron canalizar todas esas actividades a través de una consultora ligada a la Facultad. Y así nació Innovation Media Consulting Group, cuyo primer encargo —el diario mexicano Novedades— «no duró ni un mariachi», apunta el profesor Soria: «Eran tiempos en los que los medios eran más una industria de manufactura que de mentefactura y los diarios todavía eran en blanco y negro».

Desde el principio, los fundadores de Innovation cultivaron con maestría las relaciones humanas y empezaron a tejer su red de apoyos en la Facultad —Aires Vaz, Miguel Urabayen, Esteban Morán—, Latinoamérica —Fernando Leñero, Rodrigo Mesquita, Agustín Edwards— y España Javier Godó, Alfonso de Salas, Guillermo Luca de Tena o Jesús Polanco—. 

 

 

Pronto se rodearon de un equipo de profesionales y expertos, veteranos y jóvenes, que les acompañaron en sus proyectos durante décadas. Nombres de talla internacional como Peter Sullivan, Deborah Withey o Roger Fidler forman parte de una larga lista. Y también españoles como José Mario Armero, Antonio Franco o Mario Tascón.

Sus colaboradores sintonizaron bien con las ideas frescas y novedosas de Innovation que, con el tiempo, fueron configurando conceptos y principios: «periodismo total», «Show, don’t tell» o «El buen periodismo es siempre un buen negocio». Estas perlas de sabiduría sobre su modo de entender el futuro de la profesión y la empresa quedaron recogidas en documentos de muy diverso tipo: desde las primeras «Cartas Confidenciales para directivos de empresas informativas» (1984) hasta los informes de «Innovation in Newspapers/Magazines» presentados regularmente en los congresos anuales de la World Association of Newspapers (WAN) y la International Federation of Periodical Publications (IFPP).

 

Monserrat Ortiz y Carlos Pérez Díaz en el lanzamiento del nuevo diseño del diario El Caribe en República Dominicana | Innovation Media Group

 

El trabajo de la consultora llegó a ser muy valorado en todo el mundo. El diario La Nación de Argentina estaba perdiendo buena parte de su mercado en 1995. La empresa llamó a Innovation para pedirles consejo sobre los problemas estructurales del conglomerado. «En mi opinión —explica Guillermo Schmitt, entonces director ejecutivo del diario—, la mayor aportación de Innovation fue elaborar un diagnóstico crítico y constructivo tanto del diario como de la redacción. Uno de los conceptos que presentaron con más fuerza era que los periódicos debían parecerse a las revistas y orientarse a interpretar la noticia. Este concepto lo tomó La Nación y lo diseminó diariamente en notas de todo tipo».

Innovation tuvo un alma genuinamente universitaria. Por su deseo de extender el mejor saber y saber hacer periodístico, además de la consultoría, su cartera de productos ha incluido las newsletters, los informes, los contenidos online o los seminarios en medios de comunicación, asociaciones profesionales y universidades como Oxford y Harvard. 

 

Carlos Soria, en Madrid,  con el editor de El Economista, Alfonso de Salas, y Carlos Salas, su primer director | Innovation Media Group

 

Buena muestra de ese deseo de dar a conocer lo mejor de la innovación periodística fue también su implicación en el campo del diseño y la infografía, no solo porque la renovación visual siempre se incluía en sus proyectos, sino por su papel central en el impulso en España y en Europa de la Society of Newspaper Design (SND) o en la creación y desarrollo de los Premios Malofiej, los Óscar del diseño y la infografía en habla hispana.

Innovation, a menudo con fuerte resistencia por parte de algunos clientes, ha tratado de convertir ese conocimiento acumulado e interdisciplinar —periodismo, gestión, diseño, tecnología— en propuestas transformadoras en medios de 74 países. Y dejando claro que el buen periodismo es siempre un buen negocio, no solo para las empresas sino también para la sociedad.

Innovation o la pasión por la excelencia periodística

 

 

 

Historias de Innovation. Carlos Soria y Juan Antonio Giner, edición de Manuel Vieira da Cruz, diseño de Antonio Martín Hervás. 814 páginas, 27 euros, 2020. Disponible en Amazon

 

El periodismo no vive sus mejores momentos, y cualquier esfuerzo por recuperar la pasión por él es bienvenido. Eso es lo que consigue Historias de Innovation, aunque seguramente sus autores, Carlos Soria, Juan Antonio Giner y Paco Gómez Antón —presente en toda la obra, aunque ausente en la escritura y la firma—, no la idearon solamente con ese objetivo. Es un libro de crónicas que desgrana la biografía empresarial y humana de una de las consultoras de medios de comunicación que más ha hecho por promover la excelencia en la prensa durante las últimas cuatro décadas en casi ochenta países. En sus más de ochocientas páginas, sus fundadores utilizan deliciosas anécdotas profesionales, recuerdos personales y perfiles de centenares de colegas, clientes y amigos para ilustrar cómo tres profesores universitarios convirtieron una idea —la necesidad de innovación en los medios— en una consultora descrita por el Financial Times como «el McKinsey de las empresas periodísticas». Se cuenta, con buena pluma y tono ameno, cómo Innovation ha tratado de convertir su conocimiento —proveniente del alma universitaria de la que siempre hizo gala—  en propuestas transformadoras, siempre siguiendo el adagio de David Ogilvy: «Clientes de primera con proyectos de primera».

 

Sin embargo, no es una historia al uso; casi cada una de las crónicas que la componen se puede leer de forma independiente. Es un libro de recuerdos, pero también de tributo y agradecimiento en el que los autores han dado el protagonismo a los consultores, expertos y profesionales que han vivido las andanzas de Innovation, y en especial a las personas que siempre «han estado ahí», como Marta Botero, Marta Torres y Juan Señor, el delfín, que en la actualidad preside la consultora. 

 

Llegados a este punto, uno se puede preguntar: ¿a quién va dirigido este libro? Una respuesta obvia es que es una obra para insiders, que, además, casi seguro aparecen citados en el libro. Sin embargo, es mucho más: habla sobre la pasión por el periodismo, por la innovación, por la excelencia. No conozco muchos trabajos que la reflejen y expliciten con la fuerza que lo hace este. 

 

Ángel Arrese

 

 

¿Quieres recibir la newsletter?

Si te ha gustado este artículo, puedes leer uno parecido cada lunes en tu bandeja de entrada. Solo tienes que suscribirte a la newsletter de Nuestro Tiempo desde aquí.