Revista cultural y de cuestiones actuales
Número 708

Las diez de Ricardo Piñero

Catedrático de Estética y Teoría de las Artes


1. ¿Cuál es el mejor consejo que ha recibido? 

Un amigo me dijo una vez: «Pinchi, no te reserves nunca nada...». 

2. ¿Qué es lo primero que piensa cuando se levanta?

Miro a Chus, mi esposa, y digo: ¡Qué gusto, otro día juntos! Y le doy gracias a Dios. 

3. Un libro: Elogio de la sombra de Junichiro Tanizaki.
Una película: Un lugar en el mundo de Adolfo Aristarain. Una canción: I Say a Little Prayer de Aretha Franklin. Y mi pintura favorita es Cuadrado negro sobre fondo blanco de Kazimir Malévich

4. ¿Qué rincón de la Universidad le gusta más?

La mesa bajo la escalera del Faustino; es un espacio de cierta intimidad inmerso en todo el bullicio. Se palpa la alegría del campus.

 5. ¿A qué personaje histórico le gustaría haber conocido?

A Aristóteles, para pasear con él y freírle a preguntas.

6. ¿Qué persona le marcó al llegar a la Universidad? 

Mi primera imagen es la sonrisa de Antonio y de Juan, conserjes de Amigos. Me hicieron sentir en casa. Hace tres años que llegué de Salamanca y lo mejor es que esa primera impresión se ha confirmado. Ahora estoy en mi casa y ellos siguen con su sonrisa.

7. ¿Qué imagen le ha conmovido recientemente?

La de Aylan Kurdi, el niño que apareció muerto en una playa de Turquía.

8. ¿Qué personaje de ficción le atrae? 

Me encantaría ver las cosas, a la vez, como Sherlock Holmes y Sancho Panza.

9. ¿Qué quería ser de pequeño?

Carpintero y camionero. Con ocho años me construí un camión a tamaño real: serraba tablas, recorría desguaces y metía a mis amigos en la cabina. Pasábamos horas viajando imaginariamente.

10. ¿Cuál es el regalo que más ilusión le ha hecho? 

Tengo un empate técnico: el reloj que me regaló mi suegra y el coche de pedales que me compró mi padre. Son las personas más generosas que he conocido.