Revista cultural y de cuestiones actuales
Número 711

Manuel A. Dacanay

“Al principio no sabía hablar español, pero en dos meses todo mejoró”


“No entiendo estos horarios. En Pamplona se desayuna tarde, se va a clase tarde, se come tarde y también se acaba tarde”. Esto es lo que pensaba  Manuel Alfredo Dacanay Abrogar, filipino de 20 años, cuando llegó a Pamplona en 2007. Ahora, que cursa su último año de Económicas mediante el programa de Artes Liberales, confiesa que está encantado con la ciudad y con la Universidad de Navarra. “Al principio estaba muy nervioso porque no conocía a nadie ni sabía hablar español pero dos meses después mejoró todo”, afirma. Manuel siempre quiso estudiar en el extranjero. Pensó inicialmente en Estados Unidos, pero en un viaje a Roma se enamoró de Europa. Un conocido que estudiaba en Pamplona le habló de la Universidad de Navarra, y emprendió la aventura. Hoy se maneja con soltura en un campus “muy internacional” y en una ciudad muy distinta a Manila, pero que le gusta. Hasta ha corrido un encierro. — Leire Escalada [Com 10]