Revista cultural y de cuestiones actuales
Número 711

Un biólogo de bandera


Con treinta y cuatro años, Javier Cotín tiene un currículo difícil de alcanzar para un biólogo ambiental. Grado, máster y doctorado entre 2005 y 2012; once proyectos de investigación en España, Noruega, Suiza, Australia, Seychelles, Costa Rica, Galápagos, Alemania, Bolivia y Suecia; y diez artículos en revistas científicas. Su última aventura la ha vivido junto con Lindblad Expeditions y National Geographic. Como ornitólogo y guía, su papel ha consistido en difundir el conocimiento de las aves de España y Portugal. Esta colaboración le ha permitido relacionarse con reputados fotógrafos de naturaleza y documentalistas, aunque su referente es su amigo Stefan Hage. Siempre en busca de nuevos horizontes profesionales, en 2016 ha dado el salto a EE. UU. Con base en la región de Colorado, planea seguir recorriendo el mundo para proteger e investigar a las aves, «a poder ser, en archipiélagos e islas remotas, donde apenas se perciba la mano del hombre». Sin fecha en el calendario, asegura que quisiera terminar su carrera allí donde comenzó, en las aulas de la Universidad: «No se me ocurre nada mejor que ayudar a la formación de las próximas generaciones de biólogos».