Revista cultural y de cuestiones actuales
Número 707

Chaplin después de Charlot


La carrera de Charlie Chaplin puede dividirse en dos partes. La primera con Charlot como personaje principal. La otra, justo después de El gran dictador, película de 1940. A partir de la célebre parodia antinazi, Chaplin solo rodó cuatro películas más, frente a las casi noventa de sus primeros tiempos, la inmensa mayoría, cortometrajes.
Sus últimas producciones fueron Monsieur Verdoux (1947), Candilejas (1952), Un rey en Nueva York (1957) y La condesa de Hong Kong (1967). La primera de ellas, Monsieur Verdoux, provocó que el Comité de Actividades Antiamericanas del senador Joseph McCarthy lo investigara durante la «caza de brujas». Esto provocó que, en 1952 y mientras asistía al estreno de Candilejas en Londres, el fiscal general de los Estados Unidos prohibiera su retorno y le acusara de comunismo y «conducta inmoral» —se había casado cuatro veces y, además, se le atribuyeron una docena de relaciones, algunas con menores de edad—. A partir de entonces se exilió en Suiza, si bien regresó a EE.UU. en 1972 y ya anciano, para recibir un Óscar honorífico, segunda estatuilla de su filmografía tras el conseguido en 1928 por El circo.
Charles Chaplin falleció el día de Navidad de 1977, a los ochenta y ocho años de edad.