Revista cultural y de cuestiones actuales
Número 709

Nueva savia literaria


Sus inicios fueron casi clandestinos. Con diez u once años, Beatriz Sánchez Tajadura (Burgos, 1992) creó con un amigo de clase un pequeño periódico en el que escribían, ocultos tras pseudónimos, los “cotilleos” y noticias del curso. Sólo ocupaba un folio escrito por las dos caras, a lo sumo dos, pero tuvo un éxito enorme y todos, alumnos y profesores, pagaban los diez céntimos a los encargados de la venta. Al final los jóvenes autores fueron descubiertos y llevados al despacho del director, quien acabó ofreciéndoles un hueco en la revista del colegio. Desde entonces, Beatriz, estudiante de segundo de Periodismo en la Universidad de Navarra, no ha dejado de escribir. “En segundo de ESO nos llevaban de excursión y, sin que nos lo pidiesen, una amiga y yo escribíamos lo que pasaba”, recuerda. También redactaba cuentos cortos y novelas, que luego presentaba a certámenes literarios. Entre los premios que recibió recuerda con especial ilusión el de “Las Candelas”, en Burgos. 

En 2010, cumplió el sueño de publicar su novela Cuarto de sol en el cielo, que explica el mito de la caverna de Platón a través de las aventuras de un joven ateniense y sus amigos. Lo escribió para participar en el Premio Barco de Vapor. Aunque no consiguió el galardón, la historia fue circulando en fotocopias por su clase hasta llegar a las manos de sus profesores de Filosofía y Lengua, y más tarde también a la editorial Gran Vía. “¡Ni me imaginaba que pudiese llegar a publicar!”, cuenta.

Acostumbra a elaborar esquemas de cada historia y siempre lleva consigo un cuaderno de notas. Frente al ordenador, prefiere el papel: “No me gusta la pantalla y al escribir a mano, como lo hago más despacio, pienso más”. Durante el curso no le queda mucho tiempo para sus novelas, pero en verano aprovechó para dar vida a El arte de la señora Taylor, ambientada en el siglo XVI. “El tema surge a partir de los personajes. Hay aventuras, piratas…”, explica la escritora. Con esta historia ha tocado la puerta de reconocidas editoriales como Alfaguara, Random House Mondadori y Planeta.