Revista cultural y de cuestiones actuales
Número 709

Otro futuro en sus manos


«En el relato de esta aventura no puede faltar una foto del grupo. No solo por la majestuosidad de este lugar —la cascada de San Rafael es el salto de agua más elevado de Ecuador, con 150 metros de altura— sino por nosotros, por la intensidad con la que hemos vivido cada minuto allí, apoyándonos los unos en los otros. No dormimos más de seis horas ningún día. Era prioritario dar espacio a los debates y las conversaciones, ya fuera durante el día o en la puesta en común antes de dormir», rememora Diego Antoñanzas [Bio-Amb 20].

Esta catarata nace en plena reserva de la biosfera de Sumaco, protegida por Naciones Unidas por su flora y fauna únicas, producto del clima húmedo originado en la confluencia de los Andes y la Amazonia. «Pero semejante valor no ha impedido que unos kilómetros más arriba se levanten la mayor planta hidroeléctrica del país y la presa Coca Codo Sinclair, en el cauce del río que alimenta el salto de San Rafael. Una mole financiada por China que iba a generar electricidad limpia para gran parte del país. Sin embargo, presenta graves problemas en su infraestructura por su cercanía con el volcán El Reventador. Además, para su construcción, Ecuador ha contraído una enorme deuda con el gigante asiático, que ahora posee importantes derechos de explotación minera», desvela Enrique Baquero.

En muy pocos días, los alumnos tienen que hacerse cargo de situaciones tan complejas que resulta imprescindible poner el foco en lo verdaderamente importante: su trabajo puede cambiar o mejorar muchas de esas realidades que les causan una indignación muy profunda. «De hecho, vamos a ver dónde acaban dentro de diez años. Con la formación que poseen, no hay duda de que están llamados a hacer grandes cosas», concluye el profesor Baquero.