Revista cultural y de cuestiones actuales
Número 709

Gosia Chrzanowska

“Creo que en el avión aún no tenía claro qué estaba haciendo”


A mediados de octubre las primeras nevadas cubren Polonia. En invierno las temperaturas pueden hundirse hasta los 20 grados bajo cero en las montañas, al Sur del país. En Cracovia es normal que el termómetros baje a -5. Gosia Chrzanowska, que estudiaba allí el tercer curso de Económicas, decidió emprender la aventura de estudiar seis meses en otro país. Y eligió Pamplona, la única junto con Valencia que ofrecía la oportunidad de hacerlo en inglés. “Cuando estaba en el avión creo que no tenía muy claro qué estaba haciendo”, confiesa. Hoy, sin embargo, recomienda la experiencia: “Todos los días aprendes cosas nuevas, costumbres...”. Una costumbre nueva para ella son por ejemplo los horarios de comer: “En Polonia lo normal es cenar entre las seis o las ocho de la tarde”. De Pamplona, según cuenta, le gusta sobre todo que se puede llegar a cualquier sitio andando. Del campus destaca los montes que lo rodean, las zonas verdes y los edificios.  — Javier Velilla [Com 12]