Revista cultural y de cuestiones actuales
Número 707

Durão Barroso y su larga marcha política

 


En 1974 el dirigente estudiantil José Manuel Durão Barroso trabajaba por la revolución marxista. Tres décadas más tarde preside la Comisión Europea (UE), órgano ejecutivo de un confederación de Estados dominada por los conservadores.

José Manuel Durão Barroso nació en Lisboa en 1956. Está casado y tiene tres hijos. Sus padres eran maestros, Luis Antonio, fallecido en 1977, y María Elisabeth, en 2010. Tiene un hermano y su tío materno ha sido ministro de Educación. Ha recibido una veintena de doctorados honoris causa, entre otros, en las universidades de la Sapienza (Roma), Georgetown (Washington, D.C.), Kobe (Japón) o Gante (Bélgica) y es autor de una decena de ensayos sobre política y relaciones internacionales.

Primeros años. Durante su adolescencia asistió al prestigioso Liceo Camões de Lisboa donde también estudiaron el histórico líder comunista Álvaro Cunhal, y el primer ministro de la dictadura Marcelo CaetanoBarroso despuntó desde joven como un estudiante excepcional y con gran inquietud política. Continuó sus estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Lisboa. En esos años militó en un grupo maoísta radical, del que se alejó tras licenciarse. 

En 1979 recibió una beca para estudiar en la Universidad de Ginebra, donde permaneció hasta 1985. Allí obtuvo un máster en Ciencias Políticas y se diplomó en el Instituto Universitario de Estudios Europeos.

Vida política. El retorno a Portugal confirmó su giro ideológico. Del comunismo pasó al reformismo, y se afilió al Partido Social Demócrata (centroderecha), que lo incluyó en las listas al Parlamento. Su ascenso fue espectacular, favorecido por el primer ministro Aníbal Cavaco Silva, que en 1992 le nombró ministro de Asuntos Exteriores. 

A finales de la década de 1990 se retiró de la primera línea política y se centró en la vida académica. Realizó diversas estancias en universidades norteamericanas (Columbia y Georgetown, donde fue profesor del Departamento de Gobierno) y europeas (Florencia), aunque no llegó a doctorarse.

En 2002 ganó las elecciones generales de Portugal. Su Gobierno estuvo marcado por la crisis económica y la famosa cumbre de las Azores, preludio de la invasión de Iraq y uno de los momentos más delicados de su trayectoria. 

El reto de presidir la Comisión. En 2004 la Comisión Europea buscaba un nuevo presidente, pero había una fuerte disputa entre el bloque angloitaliano y el francoalemán, que presentaban a distintos candidatos. Ese año Durão Barroso había sufrido una estrepitosa derrota electoral y surgió como alternativa de consenso. Su perfil carecía de aristas, su formación intelecletual era sólida y tenía experiencia política contrastada. Además, dominaba el inglés y el francés y se expresaba con fluidez en español. Finalmente, obtuvo el visto bueno del Parlamento y comenzó a presidir el órgano ejecutivo de la Unión Europea.

Barroso se considera un liberal de centro, anglófilo y atlantista (léase admirador de los EE UU). También es un reconocido impulsor de políticas medioambientales. En especial por el apoyo a la reducción de gases de efecto invernadero y a las energías renovables. 

Su presidencia de la Comisión ha sido difícil. En primer lugar por el fracaso del proyecto de Constitución Europea (2005) y, ya en su segundo mandato, por la entrada en vigor del Tratado de Lisboa y la virulenta crisis económica. Su mandato concluye en 2014.